fbpx
vinos blancos nombres

¿Qué tipos de vino blanco existen? Los 9 más conocidos

Beber vino blanco es todo un placer para los sentidos, bien sea en solitario o en compañía de una buena cena. Este tipo de bebida tiene muchos beneficios para la salud y además podemos encontrar una amplia de variedades entre las que elegir basándonos en el dulzor que nos guste o la comida que queramos acompañar.

Por eso es importante conocer los distintos tipos de vino blanco que existen y con qué marida mejor cada uno de ellos. ¿Te animas a saber un poco más sobre este producto?

Clases de vino blanco: 3 clasificaciones

Al igual que ocurre con los vinos tintos, los blancos también tienen una amplia variedad de clases que puede distinguirse en relación con el tipo de uva, a la cantidad de azúcar o proceso de elaboración. Por eso, y para que los conozcas más en detalle, vamos a hablarte de todas estas distinciones a continuación.

1. Tipos de vino blanco según su azúcar

La cantidad de azúcar presente en el vino puede dar lugar a un sabor más o menos dulce, el cual encajará mejor con un tipo u otro de platos. En líneas generales hablamos de:

  • Vino blanco seco. Es el que menor cantidad de azúcar contiene. lo que hace que tenga una textura seca y un sabor fuerte.
  • Blanco semiseco. Tiene un poco más de azúcar que el anterior y combina muy bien con mariscos. Sería el caso de vinos como el Tempranillo o el conocido Albariño.
  • Vino blanco semidulce. Se trata de vinos cuya cantidad de azúcar ya es más elevada y poseen una textura en boca mucho más suave, por lo que combinan bien tanto con la carne como el pescado. Es el caso de los vinos Rueda.
  • Blanco dulce. Son los más dulces y pueden combinar con todo tipo de platos, si bien es cierto que es necesario servirlos a una temperatura muy fría para poder observar todos los matices de sabor que nos ofrecen.

2. Vinos blancos según su elaboración

El proceso de producción de los mismos también puede dar lugar a vinos con un sabor claramente distinto.

Podemos distinguir: vinos blancos tipos

  • Blanco joven. Son aquellos cuyo proceso de elaboración es muy breve y están listos rápidamente para su consumo. Se caracterizan por tener sabores ligeros y muy afrutados.
  • Vino blanco fermentado en barrica. Este tipo de vinos adquieren los aromas de la barrica, algo que hace que su sabor sea distinto y esté más cargado de aromas.
  • Vino blanco crianza. Finalmente, también encontramos variedades cuyo proceso de envejecimiento ha sido más largo, dando lugar a un sabor más elaborado y profundo.

3. Vinos blancos con base en el tipo de uva

Finalmente, hacemos alusión a aquella clasificación que se basa en la cepa de la vid que se usa para ejecutar el vino. En este sentido debemos saber que las más habituales para los vinos blancos son chardonnay, sauvignon blanc, riesling, viognier y pinot blanc. Pero vamos a verlas todas en detalle a continuación.

¿Cuáles son los tipos de vino blanco más conocidos?

Ahora que ya conocemos los tipos de vino que podemos encontrar basándonos en distintos criterios, vamos a ver más a fondo las clases existentes en relación con el tipo de uva.

Toma nota porque te vamos a contar cuáles son los vinos blancos más conocidos del mercado.

1. Chardonnay

Aunque no seas muy conocedor de vinos, seguramente habrás oído hablar más de una vez del Chardonnay, y es que se trata de una de las variedades más conocidas cuando hablamos de vinos blancos.

Esta uva es originaria de Francia, si bien es cierto que resiste bien distintos tipos de climas, por lo que se puede cultivar en prácticamente todas partes.

Con respecto a sus características, se trata de una uva bastante ácida, por lo que es necesario ajustar el proceso de fermentación para conseguir que resulte un poco más suave para el paladar de los comensales.

Este vino combina, además, muy bien con prácticamente cualquier menú: verduras, quesos semiblandos, pescados, carne y frutos secos.

2. Sauvignon blanc

En segunda posición, tenemos otro de los vinos blancos más famosos: el Sauvignon Blanc. Se trata de un vino con un sabor más verde y da lugar a un vino blanco seco que se comercializa en todo el planeta.

Esta uva es originaria de la región de Burdeos, si bien es cierto que actualmente se lleva a cabo su cultivo en todas las partes del mundo. Algo que va a influir en la gama de sabores del mismo, que puede ir desde notas más secas a otras más dulzonas. No obstante, se trata de un vino que en líneas generales tiene un sabor más afrutado, sobre todo si se alarga su periodo de maduración.

Con respecto a su maridaje, las pastas y los arroces son algunos de los platos que mejor combinan con este vino, si bien es cierto que ciertos quesos fuertes también son una buena elección.

3. Riesling

Los riesling también son vinos blancos cuyo perfil de sabor varía dependiendo de la zona de cultivo de la uva, siendo las principales Alsacia, Washington y el Valle del Mosela (Alemania).

Esta uva da lugar a unos vinos muy suaves que cuentan con una baja graduación alcoholica, algo que hace que se trate de vinos frescos y con una alta acidez, por lo que se recomienda servirlos muy fríos.

A la hora de combinarlo con distintos platos, queda mejor con aquellos que están más condimentados, como puede ser el caso de la comida india, porque les aporta un toque más ligero.

4. Pinot Gris

A pesar de ser menos cocida que su compañera, la uva Pinot Blanc, esta uva de color azul grisáceo también se utiliza en zonas de Alemania, Francia, Italia y Estados Unidos. Dando sitio a un vino que tiene mayor cuerpo y ciertas notas picantes dependiendo de la zona de cultivo de la uva.

La característica principal de estos vinos es que combinan muy bien con distintos tipos de platos y que su sabor puede variar de manera considerable dependiendo de dónde se haya realizado.

A la hora de consumirlo también se aconseja servirlo frío y maridarlo con pescados o mariscos porque es la comida que mejor combina con el mismo.

5. Pinot blanc

El Pinot Blanc es, sin duda, otro de los vinos blancos más conocidos del mundo, siendo uno de los más cultivados en la zona de Alsacia.

Esta variedad de uva tiene un cuerpo medio y es uno de los vinos secos que podemos encontrar dentro de la propia familia. Teniendo sabores más afrutados y ahumados, aunque siguen siendo vinos muy ligeros que acompañan bien con prácticamente cualquier plato.

6. Gewürztraminer

Aunque es algo más desconocida, la gewürztraminer, es una uva que también se utiliza para elaborar muchos vinos que se comercializan a nivel mundial. De origen alemán, se trata de una variedad que da lugar a unos vinos ligeros, refrescantes y con un sabor bastante condimentado. Además, también tiene ciertas notas florales y picantes.

A la hora de maridarlo, debemos saber que este vino también combina mejor con aquellos platos que tienen muchas especias como pueden ser los curris, lentejas con especias, etc.

7. Moscatel

Seguramente habrás oído hablar más de una vez de la uva moscatel, familia que en realidad tiene más de 200 variedades. Se trata, además, de la variedad de vino más antigua que podemos encontrar, situando sus orígenes en el Antiguo Egipto.

Estas uvas se cultivan mejor en climas cálidos y suelen usarse para elaborar vinos dulces y/o espumosos. Por eso suelen emplearse sobre todo en alianza con los postres y con los aperitivos.

8. Viognier

El viognier es un vino más desconocido debido a que su fabricación es menor que la de otras variedades que hemos presentado previamente. Esto se debe a que la vid tiene propensión al oídio, por lo que resulta complicada de criar.

Además, debe cogerse la uva en el momento justo para que el sabor sea adecuado, ya que, hacerlo antes o después de fecha, puede provocar que sea inservible.

Con respecto a su sabor, se caracteriza por las notas florales y ácidas que dan cuerpo al mismo. Algo que lo convierte en un vino frutal ideal para combinar con el marisco, la carne o incluso algunos quesos de sabor suave.

9. Cortese

Llegamos al final de nuestro listado con un vino algo más desconocido pero de gran sabor: el cortese. Esto se debe a que su producción se encuentra limitada principalmente a la zona de Italia, la cual tiene la mayor parte de su cultivo.

Al igual que la variedad anterior, en este caso es importante controlar bien la temperatura a la cual se madura la uva, ya que si el calor es excesivo puede estropear la misma.

Con respecto a su maridaje, este vino combina muy bien con aquellos alimentos que tienen un sabor muy definido, independientemente de si se trata de marisco, pasta, etc.

Esperamos que este listado te haya servido para conocer un poco más los distintos vinos blancos que podemos encontrar en los supermercados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.