fbpx
vino dulce para cocinar

Vino para cocinar: cómo elegirlo correctamente

Cocinar es todo un arte que conlleva el uso de distintos ingredientes para realizar platos que pueden ser más o menos elaborados. En este sentido, existen algunos ingredientes que son de empleo habitual en muchas recetas y que nos sirven para condimentar las mismas y, uno de ellos, es el vino de cocina.

De hecho, seguro que más de una vez has utilizado vino para cocinar y has visto como, este elemento, puede cambiar prácticamente al completo el sabor final de tu plato. Por eso es un ingrediente al cual recurrimos con mucha regularidad a la hora de hacer nuestro menú, sobre todo cuando hacemos guisos o platos medianamente elaborados.

Antes de seguir leyendo, te recomendamos estos productos

Sin embargo, muchas personas desconocen que existen distintos tipos de vinos para cocinar y que, de hecho, algunos son mejores que otros para este tipo de función. Por eso hoy vamos a aclararte qué son los vinos de cocina y los más recomendables para ello.

¿Qué son los vinos para cocinar?

Cuando hablamos de vinos de cocina nos referimos a aquellos que se emplean cuando estamos preparando algún plato y cuya función es intensificar el sabor del mismo. Aunque también pueden ayudarnos a darle un mayor consistencia a una salsa, para elaborar un postre, etc.

Siempre se ha pensado que este tipo de vinos tenían que ser de los más económicos porque se emplean dentro de una receta y su sabor no tiene tanta relevancia, pero lo cierto es que esto es un error. De hecho, el utilizar un vino peleón puede conllevar que nuestro plato final tenga peor sabor, por lo que no es algo recomendable usar uno con estas características.

Además, también es importante saber que hay algunos vinos que combinan mejor con el tipo de plato que vayamos a elaborar, por lo que es mejor elegirlos frente a otras variedades. Pero de todo esto vamos a hablarte en detalle a continuación.

Vinos para cocinar: qué tipos existen

Como acabas de ver, el vino puede ser un excelente aliado en la cocina siempre y cuando elijas alguno de calidad para elaborar tus recetas.

Pero, además, también es esencial que conozcas las distintas variedades disponibles en el mercado para optar por la que mejor encaje con el plato que estás elaborando. Te lo comentamos en detalle a continuación:

  • Vinos blancos. Es una de las opciones más habituales cuando hablamos de cocinar con vino y es que combinan muy bien con prácticamente cualquier tipo de plato. Si bien es cierto que los guisos de pescado son una de las alternativas más recomendables para utilizar el vino blanco.
  • Blancos dulces. Se trata de una de las variantes que se usa menos, aunque si pueda emplearse para la realización de salsas o de postres.
  • Vinos Tintos. Hablamos de vinos que suelen tener mucha personalidad y un sabor intenso, por lo que su uso suele destinarse a aquellos platos con consistencia similar, como puede ser el caso de los estofados, guisos, etc. En este sentido, algunos de los más recomendables son el Merlot, Syrah, Tempranillo, Pinot Noir o Cabernet Sauvignon.
  • De Jerez o vino blanco seco. Si existe un vino cuyo empleo se encuentra más extendido en la cocina, es sin dudas, el vino de Jerez. Puede utilizarse para cualquier tipo de plato, si bien es cierto que suele ser muy habitual en los guisos.
  • Vinos tintos jóvenes o de crianza. Finalmente, también es importante hacer una distinción entre los vinos más jóvenes y los de crianza, ya que su sabor no es el mismo. Los primeros combinan mejor con legumbres, mientras que en el segundo caso suelen maridar mejor con los guisos o la carne.

¿Cómo elegir el mejor vino para cocinar?

Hasta ahora hemos visto los distintos tipos de vino que existen y también sabemos que vino es bueno para cocinar según el tipo de comida que vayamos a elaborar.

No obstante, también existen una serie de cuestiones que debes tener en cuenta y que te van a ayudar a elegir el mejor vino para cocinar. Toma nota:

  • Opta siempre por la mejor calidad. Básicamente, esto podría resumirse en: no cocines con un vino que no te beberías. Principalmente, porque esto va a influir en la calidad de tu plato y puede echar por tierra una buena materia prima.
  • El mejor vino blanco para cocinar es aquel que encaje mejor con tu plato. Es decir, si vas a elaborar algún plato dulce puedes optar por un vino semidulce que maride bien con el mismo. Pero si, por el contrario, pretendes cocinar carne blanca o algún pescado lo mejor es que optes por un vino blanco afrutado que maride bien con el mismo.
  • Utiliza la cantidad justa y necesaria. Muchas veces a la hora de cocinar nos excedemos con las cantidades que empleamos en la receta y esto puede dar lugar a un sabor demasiado fuerte. Piensa que el alcohol puede dar un sabor excesivamente potente a la receta y hacer que se pierdan algunos matices de la misma, por lo que es importante usarlo con moderación.
  • Cocínalo bien. Además de tener cuidado a la hora de manejar las cantidades, también debes cocinar bien el vino para eliminar el exceso de alcohol del mismo. De lo contrario, no podrás disfrutar por completo de la receta porque el sabor de la misma se verá afectado.
  • Si buscas un vino para cocinar carne, lo mejor es un vino tinto. No en todos los casos, como hemos visto más arriba, pero en caso de que hablemos de carnes rojas sí que es la mejor opción. Por eso si tienes que elegir un vino para tus guisos de carne, lo mejor es que optes por alguna de las variedades de tintos jóvenes que te hemos comentado más arriba.

En resumen, cocinar con vino es una excelente alternativa si buscas darle un toque más sabroso a tus platos, pero debes hacerlo con cabeza. Esperamos que esta breve guía te haya servido para conocer mejor estos productos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.