fbpx
albariño seco o afrutado

5 diferencias entre Verdejo y Albariño que debes conocer

Los vinos blancos son una de las alternativas a las que solemos recurrir de manera más habitual cuando vamos a consumir algo de pescado o marisco. Si bien es cierto que también podemos optar por ellos a la hora de comer carne o incluso para un aperitivo, si quieres en nuestra web puedes comprar vino.

En cualquier caso, es normal que los consumamos con bastante más regularidad que el vino tinto. Sobre todo sí tenemos una mayor preferencia por los vinos dulces o afrutados.

Pero, si hablamos de vino blanco, existen dos variedades que están en los primeros puestos del ranking de vinos más consumidos: el verdejo y el albariño. ¿Conoces la diferencia entre ambos vinos? ¿Qué marida mejor con cada uno de ellos? Si no es así no te preocupes porque te lo vamos a contar todo a continuación.

¿Qué diferencias hay entre un verdejo y un albariño?

Disfrutar de un buen vino blanco es una actividad muy común, sobre todo cuando llega la primavera o el verano y el tiempo acompaña. En este sentido, los tipos que más solemos pedir cuando estamos sentados en una terraza tranquilamente disfrutando del buen tiempo son el verdejo y el albariño.

albariño verdejo  Estos dos vinos acompañan muy bien la mayor parte de los platos y guardan ciertas similitudes, si bien es cierto que también tienen ciertas características específicas de cada uno de ellos que debemos conocer y que son intrínsecas a la variedad de uva. De esta forma podremos apreciarlos mejor.

A continuación te explicamos cuáles son las principales diferencias entre estos dos vinos. ¡Toma nota!

1. Zonas de producción albariño seco o afrutado

Existen distintas ubicaciones en España que son productoras de vino y, por ello, suelen ubicarse allí la mayor parte de las vides con las cuales se genera vino. Con respecto a estas dos tipologías, lo primero que debemos distinguir es la zona habitual de cultivo de estas uvas, estando situadas de la siguiente forma:

  • Uva Albariño – Denominación de Origen Rías Baixas
  • Uva Verdejo – Denominación de Origen Rueda

¿Significa esto que es el único lugar en el cual hay este tipo de uva? No, existen otras áreas geográficas que también llevan a cabo su cultivo, pero es cierto que las más representativas son las dos que te hemos comentado más arriba.

2. Color del vino

Otra de las diferencias que se hace con respecto a estas dos variedades de vino blanco es el tono que desprenden estos dos vinos. O, mejor dicho, la interpretación que hacemos nosotros del color de los mismos.

La realidad es que no hay una distinción clara con respecto al color, pero si es cierto que los verdejos parecen reflejar más tonos verdes que los albariños. Esto hace que asociemos estos vinos con unas notas más herbáceas, mientras que los segundos tienen una tonalidad más cercana al blanco-amarillento que nos recuerda a la fruta fresca.

3. Aroma y sabor del vino

Con respecto al aroma y sabor de los mismos, también podemos ver algunas diferencias. El albariño es un vino seco o afrutado, con sabores y aromas que recuerdan al melocotón y otra serie de frutas tropicales. De hecho, se le considera el vino blanco seco por excelencia.

Por otro lado, en los vinos verdejos las notas frutales aparecen en un segundo plano. Estas bebidas tienen ciertas notas que nos recuerdan al campo y de hecho su atributo principal es la hierba fresca o el césped recién cortado. Además, su sabor suele ser más suave y ligero, por lo que combina bien prácticamente con cualquier plato.

Así que, si te preguntas que vino es más dulce, verdejo o albariño, te diremos que lo mejor es que optes por el primero. Aunque esto también va a depender de otros factores como la bodega, el tiempo de maduración, etc.

4. Nivel de acidez

Con respecto a su acidez, ambos tipos de vinos cuentan con un alto nivel, si bien es cierto que la de la variedad verdejo es más leve, aunque deja un gusto ligeramente amargo tras consumirlo.

Por otro lado, el albariño es un vino cuya acidez es bastante más alta, siendo una de las características principales de este tipo de uva. Esto hace que sean unos vinos que envejecen muy bien en botella, dejando una serie de aromas muy marcados y apetecibles.

De hecho, aunque actualmente la mayor parte de los vinos que se hacen con esta uva son jóvenes, cada vez se está trabajando más con variedades reserva.

5. Maridaje de los vinos

Finalmente, llegamos a otro punto bastante interesante: el maridaje de estos dos vinos. Y es que, como ya sabes, no todos los tipos de vino blanco encajan con todos los platos y es importante que seleccionemos aquellos más adecuados sobre la base de lo que vayamos a comer.

En este sentido, lo primero que debemos decir es que ambos son muy buena opción para tomar un aperitivo en compañía de nuestra familia y/o amigos, sobre todo si lo acompañamos de una buena tabla de embutidos ibéricos.

No obstante, sí que existen algunas recomendaciones que podemos seguir a la hora de consumirlos. Son estas:

  • Vinos verdejos. Se trata de unos vinos frescos, suaves y ligeros que combinan muy bien con productos como las ensaladas, unas verduras a la plancha o queso fresco. No obstante, cualquier tipo de queso puede quedar bien con este vino, así que es una opción a valorar en aquellos momentos en los que este alimento vaya a ser el protagonista.
  • Vinos albariños. En este caso hablamos de vinos con una personalidad bastante marcada, por lo que lo mejor es consumirlos para acompañar platos como el marisco, el pescado o la paella. Pero es un vino que también puede ir muy bien con las comidas muy especiadas como puede ser el caso de la hindú o la mexicana.

Como ves, existen ciertas características que nos ayudan a distinguir estos dos vinos y a elegir el mejor basándonos en nuestro menú. Esperamos que este post te haya servido para aclarar tus dudas al respecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.