fbpx
caracteristicas de las uvas para vino

¿Cual es la mejor uva para hacer vino tinto?

El vino es una de las bebidas más típicas de la gastronomía española y también de la de otros países como Francia o Italia. Sus propiedades, beneficios y el hecho de que combine con muchos platos distintos lo convierte en una de las primeras elecciones cuando buscamos una bebida para algún evento social.

Además, existe una amplia variedad de tipos de vinos que se adaptan a todos los gustos y situaciones, teniendo que hacer una distinción especial entre los blancos y los vinos tintos.

Seguro que conoces ambos, pero lo que quizás no sepas, es cual es el mejor tipo de uva para hacer vino tinto o los beneficios del mismo. Pero no te preocupes, si quieres saber más sobre este producto sigue leyendo porque te lo vamos a contar todo en detalle.

Vino tinto: cómo se produce

Antes de conocer los distintos tipos de uvas que se usan para realizar este producto y analizar cuál es la mejor, es importante ver a fondo qué es el vino tinto.

Se trata de una bebida que se elabora a partir de uvas tintas. En concreto, se utiliza el mosto y el hollejo de las mismas, los cuales se someten a fermentación alcohólica para crear los productos de los que luego disfrutamos en nuestra casa.

De esta forma, la elección de un tipo u otro de uva va a dar lugar a distintas variedades del mismo que tienen su sabor, aroma y carácter propio. Esto es lo que vamos a descubrir a continuación.

Estas son las 5 uvas que se usan para hacer vino tinto

Conocer los distintos tipos de uva para vino tinto con los cuales se ejecuta es esencial para saber más acerca de este producto y poder apreciar mejor todas sus cualidades. Por eso a continuación te vamos a presentar las 5 uvas que suelen usarse para hacer los distintos tipos de vino tinto.

Toma nota:

1. Cabernet Sauvignon

Probablemente, se trate de una de las uvas más famosas que existe y además es una de las que se cultivan en un mayor número de países. Si bien es cierto que su sitio de nacimiento fue la ciudad de Burdeos.

Realmente se trata de una uva que ha surgido de la combinación de otras dos: la Cabernet Franc y la Sauvignon Blanc.

La característica principal de esta uva es que envejece muy bien en barrica y da lugar a unos vinos con una textura suave y fina.

2. Merlot

En este caso hablamos también de una variedad que es originaria de Burdeos y que es ideal para realizar tintos jóvenes de alta calidad. Esto se debe a que posee un periodo de maduración muy rápido, pero que no resta calidad al producto final en sí.

Es también una de las uvas que se encuentran más extendidas a nivel mundial y por eso muchos vinos tintos se elaboran de manera habitual con ella.

Con respecto a su sabor, esta uva produce vinos con gran carácter frutal y una baja acidez. Esto hace que combine perfectamente con aquellos platos que tienen mucho sabor o especias, como puede ser la comida hindú.

3. Tempranillo

Continuamos conociendo tipos y esta vez le toca el turno a una uva española: tempranillo. El origen de esta se sitúa en Ribera del Duero y recibe su nombre de la rápida maduración de la uva.

No obstante, se trata también de una uva que se adapta muy bien a todo tipo de fermentaciones, por lo que es ideal para elaborar distintos vinos (jóvenes, reserva, crianza, etc.). Con respecto a su maridaje, combina muy bien con la carne, pescado y platos de pasta.

4. Garnacha

Otra uva muy típica en España es la garnacha, si bien el origen de la misma no está aún claro. Hablamos de una uva muy versátil que se adapta bien a cualquier tipo de superficie y aguanta muy bien el calor, lo que hace que se cultive en países cuyas temperaturas en verano son altas.

Con respecto a su sabor, también contiene notas frutales como puede ser la de la frambuesa o la mora.

5. Syrah

Finalmente, tenemos otra uva que es originaria del sureste de Francia: la uva Syrah. Se trata de una uva que resulta más complicado cultivar, ya que requiere mucho sol y también temperaturas elevadas para que su sabor sea bueno.

Además, también cuenta con aromas frutales y florales, si bien es cierto que esto varía dependiendo de la región en la que se cultive.

Entonces, ¿cuál es la mejor uva para hacer vino tinto?

Lo cierto es que se trata de una pregunta que tiene difícil respuesta, ya que como acabas de ver, todos los tipos de uva que te hemos presentado tienen su personalidad propia.

Esto implica que todas ellas son adecuadas para la elaboración de este producto y que, el hecho de que elijamos uno u otro, va a depender principalmente de los sabores que nos gusten y también de con qué alimentos queramos maridarlo.

Vino tinto: beneficios y propiedades

Finalmente, también queremos hablarte brevemente de las propiedades del vino tinto y es que diversos estudios han demostrado que tiene muchos beneficios para nuestra salud.

Entre ellos están:

  • Reduce la probabilidad de aparición de enfermedades del corazón. Tal es el caso de afecciones como la aterosclerosis, los infartos e incluso una reducción de la hipertensión.
  • Evita la aparición de trastornos neurológicos. Gracias a los flavonoides y otra serie de sustancias presentes en el mismo.
  • Ayuda en los síntomas de la diabetes tipo 2. Debido a los múltiples antioxidantes presentes en el vino tinto.
  • Puede contribuir a la no aparición de ciertos tipos de cáncer. Esto es algo que aún se está estudiando, pero parece que puede haber relación entre el consumo de vino y que no aparezcan ciertos tipos de cáncer.

En resumen, existen muchos tipos de uvas de vino tinto adecuadas para realizar vino tinto y, la elección de una u otra, va a depender de nuestras preferencias y el menú que queramos preparar.

Esperamos que este post te haya servido para conocer un poco mejor estas distintas variedades de uvas, además de para saber todos los beneficios que puede aportarte el vino tinto si lo consumes con moderación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.