fbpx
fabricacion de vino casero receta

Las 3 mejores recetas para hacer vinos caseros

Disfrutar de un buen vino es toda una experiencia que puede verse mejorada si la bebida que estamos tomando ha sido elaborada por nosotros, porque de esta forma sabremos que, todo el mérito de haber creado el mismo, recae en nuestras habilidades. No obstante, antes de lanzarnos a la aventura es importante conocer algunas cuestiones con respecto a este proceso como: ¿Qué ingredientes necesito? ¿Cuáles son los tipos de vino que puedo realizar?

Todas estas cuestiones son sencillas de resolver y nos ayudarán a crear una bebida que guste a todo aquel que la pruebe, así que te animamos a que sigas leyendo para descubrir la respuesta.

Antes de seguir leyendo, te recomendamos estos productos

Como hacer vino casero en casa: 3 recetas

Hacer vino casero en nuestra propia vivienda no es algo tan complicado como puede parecer en un primer momento, si bien resulta necesario conocer bien el proceso y los distintos ingredientes que vamos a necesitar para ello.

Pero no te preocupes, para facilitarte su ejecución te traemos 3 recetas de elaboración de vino casero, muy sencillas de realizar porque no conllevan un gran listado de ingredientes y, además, no requieren que les dediques demasiado tiempo. Toma nota de lo que necesitas y sorprende a tus invitados en la próxima cena que realices con un vino de cosecha propia.

Receta para hacer vino blanco casero

La primera alternativa que te traemos es un vino blanco que marida especialmente bien con los pescados y mariscos, si bien es cierto que también suele utilizarse de manera general para los aperitivos. Existen muchos tipos de vino blanco en el mercado, algunos de ellos con un precio más económico, pero también tienes la opción de fabricar esta bebida con tus propias manos y los ingredientes que te dejamos a continuación.

Ingredientes

Para hacer este vino vas a necesitar los ingredientes que te comentamos a continuación:

  • Uvas blancas de alta calidad (unos 2 kg)
  • Agua embotellada (3 litros). Si lo prefieres también puedes usar agua hervida.
  • Azúcar (1 kg)
  • Levadura
  • Nutriente de levadura como por ejemplo ácido ascórbico
  • Pasas de uva (3 o 4)

Vino blanco casero: cómo elaborarlo

Ahora que ya conoces todos los ingredientes, vas a ver como el proceso para hacer vino blanco casero es bastante sencillo. Solamente tienes que quitar todos los tallos de las uvas y lavarlas bien para quitarles cualquier posible resto de suciedad que pueda estropear el sabor del vino. Cuando lo tengas, las pones en un tazón grande y las metes en la nevera durante, aproximadamente, una hora.

Después de ese tiempo, saca las uvas y viértelas en el recipiente en el que vayas a hacer el vino, mientras que en otro recipiente distinto, vas mezclando el agua y el azúcar hasta que este último se disuelva bien en la mezcla. Una vez esté lista, deberás echarla en el mismo recipiente en el que previamente has reservado las uvas.

El último paso consistirá en añadir la levadura y el nutriente para esparcirlos por la mezcla de una manera uniforme. Tras esto solamente te quedará cubrir el recipiente con una tapa especial que contenga un pequeño tubo para permitir la salida de gases y colocar el mismo en un lugar seco para que repose durante un mes. Tras este periodo podrás colar el vino, añadirle las pasas y cuando haya pasado una semana podrás tomarlo sin problemas.

Vino rosado: receta para elaborarlo

Los vinos rosados son menos usuales dentro de nuestra gastronomía, pero no por ello son una mala opción para combinar con ciertos platos. Por eso queremos dejarte una receta que seguramente te guste y es muy fácil de preparar.

Ingredientes para el vino

En este caso los ingredientes son similares aunque, por supuesto, tienen alguna ligera variación que te comentamos a continuación.

  • Uvas rosadas (aproximadamente 1 kg y medio)
  • Agua embotellada o hervida (8 litros)
  • Azúcar (2 kg)

Cómo se hace el vino rosado

Como vas a ver, el proceso es muy similar al que hemos llevado a cabo con el vino blanco. Lo primero de todo es quitar los tallos y limpiar bien las uvas, poniéndolas luego en un recipiente para realizar más tarde la mezcla con el resto de ingredientes.

Por otro lado, disolvemos el azúcar en agua hasta que todo quede bien mezclado y lo echamos encima de la fruta que hemos preparado previamente.

El último paso consistirá de nuevo en tapar la jarra y dejarlo reposar, aunque esta vez durante un mes y medio. Pero, además, otra de las grandes diferencias es que después de colar el vino lo dejaremos reposar durante otras 3 o 4 semanas antes de consumirlo.

Vino tinto casero: elaboración

Finalmente, te dejamos la receta para hacer vino tinto, que es el que mejor suele maridar tanto con las carnes como con otro tipo de recetas cuyo sabor es más fuerte. Al igual que ocurre con el vino blanco, existen diversos tipos de vino tinto cuyo sabor varía en relación con el tipo de uva utilizada y otras cuestiones, por lo que es algo a tener en cuenta a la hora de crear tu propia versión.

Ingredientes de vino tinto

Si lo que quieres es llevar a cabo este tipo de vino, la materia prima que vas a necesitar es la siguiente.

  • Uva tinta de buena calidad (2 kg)
  • Azúcar (3 kg)
  • Agua hervida o embotellada (10 litros)

Cómo hacer vino tinto casero

Al igual que comentábamos en las dos anteriores recetas, es importante elegir una buena variedad de uva tinta de alta calidad porque es la que va a dar el sabor final a nuestro vino. Una vez la hayamos seleccionado, tendremos que limpiarla bien y quitarle los tallos, tarea que puedes llevar a cabo con ayuda de una despalilladora.

Posteriormente, tendremos que machacar la uva bien y, una vez lista, tendremos que proceder a echar el azúcar y mezclarlo todo bien. Piensa que el azúcar es esencial para que se lleve a cabo el proceso de fermentación, por lo que no debes olvidar agregar la cantidad suficiente como para que este se produzca.

Cuando ya hayamos concluido con ese paso, taparemos bien el recipiente para dejar que la uva fermente. Para ello es necesario que la temperatura sea de entre unos 15 a 20 grados y que removamos la mezcla a diario, teniendo en cuenta que el proceso completo puede durar unos 10 días. Finalmente, y cuando ya haya pasado este plazo, podremos filtrarlo y dejarlo reposar en barrica o botella de vino durante dos semanas hasta que lo consumamos.

En resumen, existen muchas recetas para hacer vino de manera casera que no son excesivamente dificultosas y pueden ayudarnos a crear este producto con nuestras propias manos. No obstante, si no quieres complicarte demasiado la existencia, también puedes entrar a nuestra tienda online de vinos y ver todas las variedades que tenemos para ofrecerte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.