fbpx
fabricacion de vino casero

Como hacer vino casero de manera sencilla

El vino es una bebida que despierta pasiones entre casi todos los públicos y en la mayor parte de los países. Esto es debido a los múltiples matices que ofrece y también a la gran oferta de productos disponibles en el mercado como el vino tinto, blanco, etc.

No obstante, esta bebida no solo se puede comprar, sino que también se puede hacer vino casero a nuestro gusto. Un proceso que, pese a ser algo complejo, puede ayudarnos a disfrutar aún más de esta bebida o al menos a hacerlo de otra forma.

Pero, ¿quieres saber cómo se puede elaborar vino casero? Entonces sigue leyendo porque te lo vamos a descubrir a continuación.

Paso a paso para elaborar vino casero

El mundo del vino es muy amplio y conlleva conocer muchas cosas con respecto a esta bebida como puede ser la temperatura a la que se debe tomar, cómo se realiza el vino o cuáles son los mejores tipos de uva para hacer vino tinto o blanco. Cuestiones, todas ellas, que nos ayudan a entender la complejidad de este producto para así sacar los máximos matices posibles cuando nos ponemos a beberlo.

fermentación-maloláctica En cualquier caso, si eres amante del vino, seguramente ya sepas todas cuestiones y te apetezca dar un paso más en el ámbito vinícola. ¿Cómo? Creando con tus propias manos esta bebida.

Elaborar tu propio vino en casa puede ser una experiencia muy enriquecedora que, además, te ayudará a conocer mejor el proceso de creación de esta bebida. Incluso, si es algo que se te da bien, cuando ya tengas dominada la técnica puedes invitar a tus amigos a una cata de vino para que prueben el que has elaborado.

Pero no adelantemos acontecimientos, lo primero es que sepas cómo hacer vino casero en casa y es lo que vamos a contarte a continuación.

¿Qué materiales necesito para hacer vino en casa?

Lo primero que vamos a tener en cuenta son las materias primas que vamos a necesitar para poder realizar el vino por nuestra cuenta. Anota estos ingredientes en tu lista de la compra.

  • Uvas enteras. Por supuesto, el tipo de vino va a depender de la variedad de uva que utilices. Pero, en cualquier caso, es recomendable que estén perfectamente sanas.
  • Máquina despalilladora. No son demasiado caras y puede ayudarte a que la labor sea mucho más sencilla y rápida.
  • Prensa. Te permitirá trabajar las uvas para extraer su líquido.
  • Depósito de fermentación. Es aquel en el cual echaremos las uvas para que se produzca el proceso de fermentación que da lugar al vino.
  • Levadura. Para hacer que se inicie el proceso de fermentación.
  • Metabisulfito de potasio. Exactamente igual que con la levadura.
  • Clarificantes para acelerar el proceso de sedimentación.

Pero esto no es todo, además de los ingredientes que te acabamos de comentar, también vas a necesitar otros materiales para hacer vino. Entre ellos: una botella de vidrio, probeta, pHmetro, una barrica, tapones de corcho natural y una máquina encorchadora.

Como hacer vino casero paso a paso

Cuando ya tengas todos los materiales necesarios para hacer vino, habrá llegado el momento de ponerse manos a la obra y seguir los distintos pasos que vamos a comentarte a continuación.

  1. Lo primero que debes hacer es elegir unas buenas uvas que se encuentren en un buen punto de madurez y, además, sean de una excelente calidad. Piensa que este producto es la base de tu vino y el que va a hacer que el sabor final del mismo sea mejor o peor, así que te recomendamos elegir con cautela.
  2. Cuando ya tengas seleccionadas tus uvas enteras, deberás dar comienzo al proceso de despalillado y estrujado de la fruta. Como te hemos comentado más arriba, para este proceso puedes ayudarte de la máquina despalilladora.
  3. Una vez listo, debes colocar toda esta mezcla de zumo, hollejo y semillas en una vasija para que fermente, un proceso que puede durar entre 8 y 10 días. En este punto, lo único fundamental es que la temperatura no supere nunca los 30 °C. Además, deberás agregar la levadura, las sales de sulfuro y el metabisulfito para eliminar las posibles bacterias.
  4. Vas a notar que la fermentación ha terminado cuando veas que desaparecen las burbujas de esta mezcla. Entonces será el momento de medir el pH de tu vino con el pHmetro, ya que este suele disminuir.
  5. El siguiente paso será prensar toda esta mezcla para extraer también el vino que ha quedado atrapado en la parte sólida y separar ambas. En este punto, si resulta necesario, podemos ayudarnos de químicos clarificantes para que el proceso de sedimentación de partículas se acelere y así poder disfrutar lo antes posible de nuestro vino.
  6. Al finalizar, ya tendremos todo listo para cambiarlo a otra vasija y dejar macerar el vino durante un periodo de días similar a los que nos ha llevado el periodo de fermentación. En el caso de los enólogos, lo habitual es que sepan cuál es el momento exacto en el que se debe sacar el vino, pero en el formato casero podemos guiarnos por una cifra de otros 8 o 10 días.
  7. Finalmente, cuando se haya cumplido el tiempo, podremos poner el vino en botellas de cristal, las cuales tendremos que tapar con tapones de corcho natural para que este no se estropee. Recuerda que para hacer esto puedes ayudarte de las máquinas que están especialmente pensadas para llevar a cabo este proceso.

Tras todo este proceso, tendrías ya el vino casero listo para poder tomar cuando quieras y te aconsejamos que lo hagas en compañía de un buen queso.

Como ves, elaborar vino es un proceso algo más complejo de lo que puede parecer en un primer momento y conlleva contar con una serie de materiales que es probable que no tengamos disponibles de manera habitual en nuestra casa.

Por eso, si no te apetece complicarte demasiado y quieres tener una botella de un buen vino en tu casa para disfrutar de este cuándo te apetezca, también puedes pasarte por nuestra tienda online de vinos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.