fbpx
jamon-de-cebo-la-explicacion

Que es el jamón de cebo

Qué es y que tiene de especial un jamón de cebo

La respuesta a qué es jamón de cebo es muy sencilla: se trata de jamones obtenidos a partir de cerdos ibéricos criados en granjas que han sido alimentados (o, dicho de otra manera, cebados) a base de pienso.

Este jamón supone una excelente manera de consumir jamón ibérico a precios más reducidos que los de otras clases como el jamón de bellota y el jamón ibérico de campo.

¿De qué depende la calidad del jamón de cebo?

La calidad de este jamón depende de factores que están muy relacionados con el proceso de elaboración como el tiempo de curación, salado y maduración. Además, al provenir de un cerdo ibérico, la calidad está asegurada.

¿Qué tiene que tener un jamón para ser considerado ibérico?

Los jamones ibéricos son aquellos que proceden de cerdos que son de raza ibérica (que es autóctona de España). Para que un jamón sea ibérico con todas las de la ley, tiene que venir de un cerdo que al menos tenga un 50 por ciento de ascendencia ibérica.

En el caso del jamón que nos ocupa, el de cebo, su sabor dependerá en gran medida tanto de la alimentación del cerdo como el del porcentaje ibérico de este.

¿Qué es una paleta ibérica de cebo?

Para saber qué es una paleta ibérica de cerdo pueden leerse perfectamente las características expuestas un poco más arriba. Lo cierto es que la principal diferencia entre ellas radica en su tamaño.

¿Qué es una pieza de cebo?

Sí, hemos oído hablar de este tipo de jamón, pero muchos se preguntan con toda la razón: ¿Qué es un cebo? Lo cierto es que saber qué significa la palabra cebo explica totalmente porque se llama así este tipo de jamón.

Pues bien, el cebo es simplemente la forma en la que se denomina a la comida que se suministra a los animales (en este caso, los cerdos) para alimentarlos y engordarlos.

Cómo saber si un jamón es de cebo

Evidentemente, también es fundamental conocer cómo saber si un jamón es de cebo. Para hacerlo, basta con que mires si tiene una etiqueta blanca a la hora de comprarlo.

Como hemos dicho antes, el precio también marca la diferencia con respecto a otras variedades de jamón ibérico como el de bellota o el jamón ibérico de cebo de campo, siendo el del jamón ibérico de cebo un tanto menor.

En cuanto a lo visual, también se aprecia que la pata del jamón ibérico de cebo es más redondeada que la del de bellota. La pezuña también está menos desgastada que la de otros que han hecho la montanera.

Aspecto y sabor del jamón ibérico de cebo

También existe la posibilidad de que se trate de un jamón que ya esté cortado. En ese caso, puedes fijarte en su grasa, que debe ser blanca en lugar de amarillenta y de un aspecto en el que destaca su brillantez.

También en su textura poco fibrosa. En cuanto a su sabor, este tiene que ser jugoso a la vez que poco salado para comprobar que efectivamente estamos ante un verdadero jamón ibérico de cebo.

¿Cuál es el mejor jamón de cebo?

La verdad es que el saber cuál es el mejor jamón ibérico de cebo es algo que dependerá de diversos factores como tu presupuesto o preferencias.

También tienes la posibilidad de escoger formato, es decir, un jamón entero o loncheado. Dentro de las marcas más recomendables está Jarallana, un excelente jamón que tiene un penetrante aroma y un excelente sabor.

Beneficios de consumir jamón ibérico de cebo

El jamón ibérico de cebo no solo es un gran placer gastronómico. Consumirlo con asiduidad y sin excesos también puede aportar grandes beneficios a la salud física y mental. Estos son algunos de los principales.

  • Es un magnífico antioxidante con un alto contenido en una vitamina tan beneficiosa como E.
  • Gracias a su nivel de ácido oleico, resulta excelente para controlar el colesterol, elevando el bueno y rebajando el malo.
  • Protege de enfermedades cardiovasculares.
  • Contiene un gran número de vitaminas y minerales saludables como vitaminas del grupo D, B1, B2, B3, B6, fósforo, zinc, magnesio, calcio o hierro.
  • Aporta selenio y magnesio, unos minerales ideales para ralentizar el proceso de envejecimiento.
  • Es una excelente fuente de proteínas.
  • Tiene un alto contenido en hierro, un oligoelemento que resulta ideal para ser consumido por deportistas. También previene la anemia.
  • Sus elevados niveles de triptófano hacen de él un magnífico antidepresivo natural.
  • Contiene selenio, perfecto para proteger todo el sistema inmunitario.
  • Disminuye problemas de coagulación en la sangre, evitando de ese modo las trombosis.

La sal

Afortunadamente, los procesos de curación de los jamones ibéricos han mejorado de tal manera que se ha logrado controlar la cantidad de sal de estos. Por otro lado, la misma grasa del jamón hace que la sal no llegue penetrar demasiado.

¿Cuál es la cantidad recomendada?

Para beneficiarse de todas sus bondades, lo ideal es consumir la cantidad adecuada de jamón ibérico de cebo.

Según diversos estudios, con solo 50 gramos diarios de este jamón se disminuyen la presión arterial y la glucosa a la vez que mejoran el sistema inmunitario y los niveles de colesterol. No obstante, recomiendan no sobrepasar los 100 gramos al día.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *