fbpx

Como tapar el jamón para que no se seque

como-conserva-el-jamon

Saber cómo tapar un jamón para que no se seque es vital para que este se conserve en las mejores condiciones durante el mayor tiempo posible. El lugar en el que lo guardes también influye mucho.

Cómo tapar el jamón abierto para que no se seque

Conociendo cómo tapar un jamón abierto lograrás disfrutar al máximo de cada una de sus lonchas, pues estas conservarán todo su sabor y matices con esa magnífica textura que hace que prácticamente se deshaga en tu boca.

Es más, si no lo hicieras bien, este se secaría muy rápido e incluso podría estropearse antes de que lo pudieras terminar, perdiendo totalmente sus cualidades.

Hay que evitar a toda costa que esté expuesto a la luz del sol y al  calor que pueden producir elementos como electrodomésticos o calefacciones. Cualquiera de estos factores provocaría que el jamón se oxide y que además se deterioren su color, aroma y sabor.

Desmontando mitos

como-tapa-el-jamon Puede que hayas oído que la mejor manera de conservar bien el jamón sea volviéndole a poner la corteza que le has quitado después de colocarlo adecuadamente en el jamonero.

Pero debes saber que seguir ese consejo de tapar el jamón con su propia piel sería un gran error, pues cuando esta se pusiera rancia eso se trasladaría al jamón. Lo mejor es que te deshagas de esa corteza.

Dónde guardarlo

  • Ten siempre la pata en el jamonero después de empezarla para que este no entre en contacto con superficies que podrían impedir que la piel respire.
  • Eso sí, es mejor que no pongas el jamón en el jamonero ni sobre una mesa antes de empezarlo. Lo ideal es colgar la pata antes de empezarla, tal como hacen en secaderos y tiendas para que la piel respire de manera uniforme.

Consejos en el momento de empezar el jamón

  • En el momento que empieces el jamón, elimina totalmente cualquier plástico, funda o papel que lleve, pues no respiraría la piel y además se ocasionaría humedad al contacto con estos materiales.

A la hora de tapar y cortar el jamón

  • Cuando no vayas a cortar el jamón, mantenlo siempre tapado con un trapo limpio que no suelte pelusas. Que cubra todo el jamón, pero sin que esté totalmente pegado o cubrir esa zona que no vamos a tocar en varias horas, con un film transparente como hacemos con muchos alimentos.
  • Quita solo la corteza que sea imprescindible eliminar cuando cortes. Esta es muy valiosa pues contribuye a que la carne del jamón se aísle mejor. Lo cierto es que cuanto menos grasa quites, mayor será la protección que tendrá tu pata de jamón.
  • Otra cosa que puedes hacer es adquirir un cubre jamón para taparlo. Generalmente son de un tamaño único que permite que el jamón respire bien conservando todas sus propiedades. Puedes usarlo muchas veces, pues basta con lavarlo con agua y detergente multiusos para poder reutilizarlo sin problemas.
  • No te preocupes si sale un poco de moho en el jamón, es algo totalmente natural y normal. Basta con que retires esa parte verde cuando vayas a cortar para que disfrutes de un jamón con todo su sabor y propiedades.
  • Puede que cuando vayas a cortar tengas que eliminar una o dos capas de jamón que se hayan secado. Pero esto no quiere decir que vayan a desperdiciarse, pues puedes utilizar eso para otras cosas como unas ricas croquetas de jamón.

La temperatura del jamón

  • Guarda el jamón en un espacio fresco y seco en el que no le llegue luz solar directa. Una bodega o trastero con temperatura ambiente son ideales para conservarlo.
  • La temperatura ideal para el jamón es de 10 a 15 grados. Procura que el jamón no esté expuesto a cambios bruscos de temperatura (algo que puede suceder en cocinas o lugares en los que haya máquinas que desprendan calor).

¿Cuánto puede durar el jamón?

Ahora que ya sabes cómo tapar jamón abierto, también debes saber cuánto es el tiempo que puede durar así manteniéndose en buenas condiciones.

Jamón empezado

A pesar de que los jamones no tienen una fecha exacta de caducidad, el paso del tiempo y el aire al que está expuesto hacen que comience una cuenta atrás en cuando se cortan las primeras lonchas.

Generalmente mantiene su jugosidad, sabor y demás propiedades durante un mes después de empezado.  

Jamón sin abrir

Puedes conservar tu jamón Ibérico sin abrir durante un par de meses más o menos. Cuando pasen, lo más factible es que empiece a secarse, perdiendo de ese modo la grasa del jamón y la jugosidad deseada.

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos se hace.