fbpx
jamon-en-jamonero-colocado

Cómo colocar el jamón en el jamonero

Saber cómo colocar un jamón es vital para poder cortarlo y conservarlo de la forma más sencilla posible sacándole el máximo partido.

Eso de poner jamón en jamonero parece algo muy simple de entrada, pero lo cierto es que, aunque es sencillo, son varios los factores que hay que tener en cuenta.

Si no sabes hacerlo, no te preocupes. En los próximos párrafos vamos a contarte cómo colocar el jamón en el jamonero de varias formas para que lo hagas del modo que mejor se adapte a lo que necesitas.

Cómo se pone el jamón en el jamonero

jamon-colocado-en-jamonero Vamos a ver ya cómo se coloca un jamón. Antes de ver cómo se pone el jamón en el jamonero, debes saber que hay varias maneras de hacerlo. Esto depende básicamente del uso que le vayas a dar. Por ejemplo, no es lo mismo un jamón que se va a usar para restauración que otro que servirá para irlo cortando poco a poco en una casa.

Ahora veremos cómo se coloca el jamón en el jamonero teniendo en cuenta estos factores.

Cómo poner jamón en jamonero para restauración

Para la restauración, donde por norma general el jamón va a tener un rápido consumo, se pone el jamón en el jamonero con la pezuña hacia arriba. De ese modo se podrá quitar primero la carne de la maza, que es la más tierna y jugosa.  

Cómo se coloca un jamón en jamonero para consumo familiar

Evidentemente, el jamón en jamonero para consumo familiar debe tratarse de diferente manera. Sea cual sea el caso, antes de poner el jamón en jamonero, quita la funda blanca en la que generalmente viene envuelto.

Lo primero que deberás tener en cuenta es el número de personas que hay en casa, pues obviamente no es lo mismo que haya tres personas a que sean ocho los que vayan a comer jamón.

Así que, si vais a tardar mucho en consumirlo (más días o incluso semanas), lo mejor es que pongas con la pezuña mirando hacia abajo. Esto es debido a que de ese modo empezarás cortando la babilla, que es la parte más seca, finalizando con la de la maza, que es la más tierna.

Si fuera al revés, la babilla se secaría esperando a que llegaras al final del jamón, pudiendo incluso llegar a quedar prácticamente inservible si la tardanza fuera demasiada.

No obstante, si veis que vais a tardar bastante en terminar el jamón, otra alternativa es que lo deshueséis y lo hagas lonchas (es muy sencillo). Así podrás envasarlo al vacío y durará mucho más.

Poner jamón en jamonero para una ocasión especial

Otro posible caso es que vayáis a consumir el jamón en una ocasión especial en la que vayáis a ser muchos los participantes a la hora de disfrutar de este manjar. En ese caso, lo ideal es poner el jamón con la pezuña mirando hacia abajo.

Así el jamón se empezará por la parte de la babilla, que como hemos visto antes es la más seca, y la que primero debe consumirse para asegurarse de que el jamón está en perfectas condiciones de aspecto y sabor.

De ese modo, finalizaréis con la mejor parte y la más tierna: la de la maza. Además, si sois bastantes seguramente el jamón termine consumiéndose allí. Si no, tienes la ventaja de que queda la maza, que puedes conservar más tiempo.

¿Y si en lugar de un jamón es una paletilla?

Si tienes una paletilla en lugar de un jamón, la verdad es que la cosa no varía mucho a la hora de colocarlo en el jamonero, pero es una duda habitual.

En cuanto a su colocación, todo es igual: para valorar si colocar la paletilla con la pezuña hacia arriba o hacia abajo ten en cuenta los mismos casos que hemos expuesto un poco más arriba (para restauración, para casa o para evento).

La posición es muy importante a la hora de saber cómo colocar un jamón

Independientemente de la postura en la que vayas a colocar el jamón, lo que siempre tendrás que hacer es introducir la pata del jamón en agujero que el propio jamonero lleva para esto.

Después, coloca o clava la otra punta en la base del soporte para jamón. Es fundamental que te asegures de que el jamón está correctamente colocado para que no se mueva cuando lo cortes.

En cuanto a la posición que debe estar respecto al cortador cuando vaya a procederse al corte, esto dependerá de la preferencia de este, por lo que bastará con adaptarlo tanto a su ángulo como a la posición con la que se sienta más cómodo.

Algunos consejos a la hora de conservar y cortar el jamón en el jamonero

Cortar el jamón no tiene demasiada complicación, pero hay varias cosas a tener en cuenta para disfrutar al máximo de su sabor y, por supuesto, para que no haya ningún peligro a la hora de usar el cuchillo.

Agarra el cuchillo con firmeza

Coge siempre el cuchillo con mucha firmeza. Haz esto con una mano y sujeta el jamón por la parte de pezuña con la otra.

No olvides que los cuchillos jamoneros tienen que estar muy afilados para cortar bien y es preciso tener cuidado a la hora de usarlos para evitar sustos. Por ese mismo motivo, evita también que haya niños cerca de ellos. Una vez utilizado, escóndelo a muy buen recaudo.

Las lonchas: del tamaño justo

El loncheado es algo que está muy estrechamente relacionado con el sabor final. Lo mejor es que el grosor de las lonchas sea intermedio, o lo que es lo mismo, que no sean ni muy gordas ni demasiado finas. Para lograr esto, fíjate en que el cuchillo se intuya por detrás de la loncha.

Protege el jamón

Como hemos dicho antes, si tienes un jamón en casa y además no sois muchos los que lo vais a comer, evidentemente durará bastante, por lo que hay que protegerlo adecuadamente del exterior.

Es fundamental que el jamón no esté expuesto al aire, pues su carne correría el riesgo de oxidarse. Para evitar esto basta con que lo tapes con un trapo. Eso sí, asegúrate de que este no suelta pelusas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *