fbpx

Que es una dehesa: definición y características principales

dehesa

La dehesa es un tipo de ecosistema del cual seguro que has oído hablar alguna vez. Sobre todo porque es uno de los recursos naturales presentes en nuestro país que se relacionan con la crianza del cerdo ibérico.

Pero, ¿sabes cuál es la definición de dehesa? ¿Qué caracteriza a este tipo de paisaje?

Te contamos todo sobre la dehesa, los requisitos que debe cumplir este paraje para denominarse así y su importancia para conseguir un buen jamón ibérico.

¿Qué es una Dehesa?

Como acabas de ver, las Dehesas de encinas son un tipo de ecosistema único que se encuentra repartido en el suroeste de la Península Ibérica y suelen tener una extensión mínima de 100 hectáreas.

Aunque una de las más conocidas es la Dehesa Extremeña, en España la superficie de este ecosistema se encuentra repartida entre: Extremadura, Andalucía, Castilla La Mancha, Castilla y León y Madrid (por ejemplo las conocidas Dehesas de Cercedilla).

Este ecosistema viene derivado del bosque mediterráneo y en el cual pastan diferentes especiales animales (cerdos, vacas y ovejas) a sus anchas. Es decir, con libertad para moverse y comer tranquilamente por toda la superficie que ocupa la dehesa.

Dehesa: significado

Como ves entonces, el significado de Dehesa es el de un terreno extenso o finca rústica generalmente acotado y dedicado al pasto del ganado.

Pero no todo el paisaje mediterráneo puede ser nombrado así. De hecho, para que sea reconocido como dehesa según el ministerio de agricultura, este paraje debe tener algunas características especiales que vas a ver a continuación.

¿Cuáles son las características de una Dehesa?

Son paisajes cuya belleza y majestuosidad puede asombrarnos. Pero, como acabas de ver, deben cumplir una serie de requisitos para que podamos nombrarlos de esta manera.

Entre las características que debe presentar para poder considerarse así están:

  • Contar con una superficie arbolada de al menos 10 árboles por hectárea. Las dehesas pueden tener una extensión de millones de hectáreas por lo que esto supone una superficie arbolada inmensa.
  • Disponer de al menos 100 metros cuadrados por cada cerdo para que los cerdos dispongan del espacio necesario para criarse adecuadamente.
  • Estar constituida, principalmente, por algunas especies de árboles como la encina, el alcornoque o los quejigos. Aunque también pueden habitar otras especies como la retama, el fresno o la jara.
  • Disponer de bellotas. Y, casualmente, todos estos árboles dan como fruto este producto, que sirve como base de alimentación al cerdo ibérico junto con otro tipo de plantas de la dehesa.
  • Cuidado exhaustivo por parte del hombre. Los árboles y arbustos presentes en este tipo de paisaje deben estar cuidados por el hombre para contar con todo el espacio necesario para crecer. Solamente de esta forma el cerdo podrá alimentarse y convertirse en una pieza de calidad.

Relación entre la Dehesa y el cerdo ibérico

 

que es una dehesa

La dehesa es sumamente importante durante el periodo de Montanera, que es aquel en el cual los cerdos ibéricos entran en la última fase de engorde. En este periodo llegan incluso a doblar el peso con el cual entraron a la dehesa.

Por eso durante esta fase el cerdo puede llegar a consumir entre 6 y 10 kg de bellotas y unos 4 kilos de pastos naturales. Esto implica que la Dehesa debe contar con los recursos suficientes como para que pueda alimentar a todos los cerdos que vivan en la misma.

Además, durante este periodo los cerdos caminan una media de 15 km diarios a lo largo de la dehesa para encontrar alimento desarrollando así su estado físico. El ejercicio que realizan los animales a diario, lejos de ser contraproducente porque retrase el engorde de los mismos, es una gran ventaja ya que favorece infiltración de las grasas procurando una mejor calidad en el jamón.

De esta forma, los cerdos se encuentran en condiciones óptimas cuando se lleva a cabo el proceso de elaboración del jamón. Pero, si quieres saber más sobre cómo se hace el jamón serrano te recomendamos que leas este artículo.

Por su parte, los cerdos también contribuyen de manera positiva en la dehesa y es que su explotación ganadera contribuye a la conservación y el mantenimiento de este tipo de parajes.

En resumen, como ves se trata de un tipo de paraje que ayuda al crecimiento y engorde del cerdo que ademas contribuye a que el cerdo se encuentre menos estresado porque se encuentra en libertad. Algo que también termina reflejándose en el sabor de su carne.

 

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos se hace.