fbpx
hacer tabla embutidos

Cómo hacer una tabla de embutidos perfecta

Las cenas de picoteo son un clásico cuando no sabemos muy bien que preparar o no tenemos ganas de meternos en la cocina a preparar algo más elaborado. Aunque también pueden ser una excelente opción si tenemos un evento en nuestra casa y queremos preparar algo sencillo, pero que guste a los asistentes.

Y, cuando hablamos de picoteo, está claro que uno de los platos que primero viene a nuestra cabeza son las tablas de embutidos o fiambre. Pero, ¿Sabes cómo hacer una buena tabla de quesos y embutidos? ¿Qué es lo mejor para acompañarla?

Antes de seguir leyendo, te recomendamos estos productos

Te explicamos todos los pasos para hacerla y que se convierta en uno de los platos estrella de tu velada.

Cómo hacer una tabla de embutido y queso perfecta

El fiambre es un alimento muy habitual dentro de la dieta mediterránea y por eso es normal que tengamos distintos tipos de embutidos o chacinas dentro de nuestra nevera.

Esto se debe a que se trata de una opción muy versátil y rápida de preparar, ya que en tan solo 15 minutos, podemos tener lista una buena tabla de embutidos con todo tipo de productos como distintos tipos de quesos, chorizo, salchichón, etc. Y además es un plato que sabemos que va a gustar a todo aquel que lo pruebe.

Pero preparar una tabla de fiambre tiene bastante más complejidad de la que podemos creer en un primer momento y es que, además de atender a la calidad de los productos, también debemos tener en cuenta otros aspectos que te vamos a contar a continuación.

1. Utiliza productos de calidad

En primer lugar, y como ocurre en la mayor parte de los platos que cocinemos, uno de los aspectos más importantes para conseguir una buena tabla de fiambre es elegir una materia prima de calidad. Y es que si compramos productos de más baja calidad por ahorrarnos un dinero, esto terminará afectando al sabor y aroma de los mismos, por lo que no es lo más recomendable.

receta tabla embutidos Existen muchas alternativas en el mercado y siempre podemos encontrar productos que tengan una buena relación calidad-precio para así tener los mejores sabores sin que nuestro bolsillo se vea afectado.

Te animamos a que eches un vistazo a nuestra tienda online de embutidos para ver los productos y ofertas que tenemos disponibles.

2. Combina colores

Hacer una buena tabla de embutidos no conlleva solamente elegir una amplia variedad de productos de calidad, sino que también tenemos conseguir que entre por el ojo a los comensales. De esta forma conseguiremos cautivarlos aun cuando todavía no hayan probado la misma.

Para ello lo mejor es que combinemos colores de un modo creativo, juntando aquellos que sean de la misma gama e incorporando los alimentos de una manera estética.

Además, también es importante el soporte en el cual vayamos a incorporar los productos. En este sentido, te recomendamos optar por una tabla de madera que sea acorde con el tamaño y la cantidad de alimentos que vayas a poner en la misma. Verás como el resultado final encanta a los asistentes al evento.

3. Incluye distintos tipos de productos

Llega el momento de elegir los alimentos que vamos a incorporar en nuestra tabla y aquí se abre ante nosotros un mundo de posibilidades. Eso sí, todo va a depender de qué es lo que prefieran tus invitados, por lo que es crucial que sepas primero sus gustos y también si tienen algún tipo de intolerancia.

Una vez tengas clara esta información te recomendamos incorporar una amplia variedad de los siguientes productos:

  • Queso. Uno de los alimentos que no puede faltar en cualquier tabla de embutidos que se precie son distintos tipos de queso. En este sentido te recomendamos jugar con distintas texturas, sabores y con variedades más o menos fuertes para que haya opciones que gusten a todos los públicos.
  • Embutidos ibéricos. Si buscas calidad lo mejor es que te decantes por unos buenos embutidos ibéricos, los cuales pueden comprar tanto en piezas enteras como loncheados para que te cueste menos trabajo colocarlos en la tabla. Te recomendamos incorporar chorizo, salchichón y, por supuesto, jamón ibérico.
  • Fiambres más ligeros. También es necesario que incorpores otras alternativas más ligeras que permitan cambiar de sabor y suavizar un poco la intensidad de la tabla. Algunas opciones son los fiambres de pavo o el jamón york.
  • Otros alimentos que combinen bien. Finalmente, también es importante que incluyas en tu tabla productos que casen bien con los embutidos y permitan a tus usuarios limpiar su paladar antes de probar otro producto. Pero de estos te vamos a hablar más en detalle ahora mismo.

4. Incorpora otros complementos

Una vez hayas seleccionado tus productos principales, es crucial que elijas aquellos otros complementos que van a terminar de hacer que tu tabla sea un plato redondo.

A continuación te dejamos un listado con algunos de los alimentos que puedes incluir en tu tabla de embutidos para que tus invitados disfruten aún más de ella.

  • Pan o regañas. Es totalmente necesario en una tabla de este tipo y aportará un toque crujiente a la misma, además de que puedes encontrar una amplia variedad de los mismos ideal para acompañar distintos tipos de productos.
  • Encurtidos. Combinan especialmente bien con el queso y puedes elegir entre distintos tipos como pepinillos, banderillas, etc.
  • Frutos secos. Las nueces, avellanas o almendras también son una excelente opción para acompañar este tipo de platos.
  • Fruta o verdura. Estos productos dan un toque refrescante, por lo que son muy buena idea si queremos aligerar un poco la consistencia de nuestra tabla.
  • Salsas y otro tipo de mermeladas. Son especialmente útiles para acompañar los quesos y nos permitirán cambiar de forma considerable el sabor de los productos que pongamos en nuestra cena.

Elegir unos u otros dependerá del gusto de tus invitados y de los alimentos que vayan a predominar en la tabla.

5. Elige un buen vino para acompañarla

Finalmente, también es importante hablar de cuál es la mejor bebida para acompañar una tabla de embutidos.

Nosotros te recomendamos que optes por un buen vino, ya que combina bien con toda la gama de productos que te hemos ido comentando previamente. Puedes elegir entre las distintas variedades disponibles de vino tinto o vino blanco, optando por aquella que mejor maride con distintos tipos de alimentos.

Cuando hayas elegido todo tan solo te quedará montarlo en tu tabla de madera y esperar a que lleguen los invitados a la fiesta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.