fbpx

Jamón de pata negra: qué es

Seguro que más de una vez has oído hablar del jamón de pata negra y lo has asociado con un jamón de calidad. De hecho, habitualmente se asocia este término con el jamón serrano pata negra bellota o un tipo de jamón de coste elevado.

Pero, ¿sabes de dónde viene realmente la expresión de jamón de pata negra? ¿Se trata de un jamón de mayor calidad que el jamón de cebo? Te contamos qué es el jamón crudo de pata negra y por qué se llama así.

Jamón pata negra de cebo: que es

La expresión jamón de pata negra se acuña normalmente haciendo alusión a todos los cerdos que tienen la pezuña de este color por la creencia errónea de que, si la pezuña es negra, se trata de jamones de raza ibérica.

Pero nada más lejos de la realidad. Aunque si hay algunos cerdos que tienen la pezuña de color oscuro como pueden ser el caso de los Duroc, también hay otros cerdos de raza ibérica cuya pezuña no es de este color.

Esto sucede, sobre todo, con aquellos que no son 100% ibéricos. Por ejemplo, en el caso de los jamones 50% ibéricos en muchos casos tienen la pezuña blanca aunque, si quieres saber más sobre este tipo de jamón y lo que significa 50 ibérico te recomendamos la lectura de este post.

¿Los jamones de pata negra son ibéricos?

jamon pata negra que es Como acabas de ver, muchas veces se ha asociado el hecho de que el jamón tenga la pezuña negra con que sea ibérico y esto no tiene porqué ser así. De hecho, para que jamón pueda denominarse como ibérico, deben cumplirse unas condiciones muy específicas.

Alimentarse de bellotas, criarse en una Dehesea y caminar por sus grandes pastos son algunas de las condiciones, ya que ayudan a la crianza del animal y hacen que se infiltre la grasa en la pata de una forma particular, dotando al jamón de ese sabor característico que tiene el jamón de pata negro.

Por lo que, el color de su piel, no es algo ni mucho menos determinante para la calidad del jamón.

De hecho, de los jamones ibéricos puros más conocidos es el jamón de huelva (dop jabugo) y no siempre tiene la pezuña de color negro. Y, por si alguna vez te has preguntado de donde viene el jamón de jabugo, te contamos que proviene de la Sierra de Aracena y los Picos de Aroche, situados en Huelva.

¿Cómo distinguir si un jamón es ibérico o no?

Como acabas de ver, el color de la pata no puede servirte como criterio a la hora de saber si un jamón es ibérico o no. Pero si que podemos fijarnos en otros aspectos para diferenciarlos:

  • Etiquetado del jamón. Uno de los aspectos más importante es el etiquetado del producto basado en la normativa legal que el consejo regulador aprobó en el año 2014. Según esta, los jamones y paletas debe estar clasificados y correctamente etiquetadas para que los consumidores podamos diferenciar con mayor facilidad si se trata de un jamón ibérico o no.
  • Método de crianza. Como acabas de ver el jamón ibérico debe consumir un porcentaje específico de bellotas en su dieta y criarse, al menos en parte, en una Dehesa en la cual haya encinas, alcornoques y quejigos.
  • Forma de las patas. Además, existe una diferencia anatómica entre los cerdos ibéricos y los cerdos blancos. Los primeros tienen unas patas más estilizadas y con la caña más delgada , debido en parte a la cantidad de ejercicio que realizan a diario.

Estos criterios pueden ayudarte a diferenciar un jamón de pata negra de verdad de uno que no lo es pero, además, es importante que conozcas el etiquetado del jamón.

Etiquetas del jamón, ¿cómo se clasifican?

Como acabas de ver, el etiquetado del producto puede ser clave para distinguir si el jamón que vamos a comprar es ibérico o no. Pero, ¿sabes qué tipos de etiquetas existen?

Te lo detallamos a continuación.

1. Etiqueta negra

Es aquella que lucen los cerdos que son 100% ibéricos. Es decir, los que provienen de progenitores de raza pura y, por tanto, son los que realmente se llaman jamones de pata negra pudiendo tener la pezuña de este color o no.

2. Etiqueta roja

Esta segunda clasificación hace alusión a aquellos cerdos cuya pureza de raza es del 50%, habiéndose alimentado de bellotas durante el periodo de montanera.

3. Etiqueta verde

Esta etiqueta la llevan aquellos cerdos de Dehesa que tienen una pureza racial del 50% también. Son los que se conocen como jamones ibéricos de cebo de campo.

4. Etiqueta blanca

Finalmente, esta es la etiqueta que se utiliza para los cerdos ibéricos que tienen un solo progenitor ibérico y que han sido alimentados a base de cereales y pienso.

En resumen, existen distintos tipos de cerdos ibéricos y el de pata negra es el de mayor calidad. No obstante, en ocasiones este término se confunde al utilizarlo para englobar a todos los cerdos que tienen la pezuña de este color, sin necesidad de que sean ibéricos.

Ahora que ya sabes cómo distinguir el mejor jamón te animamos a que te pases por nuestra tienda online de jamón ibérico para disfrutar de los mejores productos.

 

Deja una Respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos se hace.