fbpx
como deshuesar un jamon iberico

Cómo deshuesar un jamón paso a paso

Seguro que más de una vez has escuchado que del cerdo se aprovecha todo, y es que es cierto que este animal nos sirve para crear multitud de alimentos. Entre ellos el jamón serrano o el ibérico, dos alimentos muy característicos de nuestro país que solemos tener en casa con regularidad.

Pero esta afirmación no afecta solamente al animal, sino también a todos los productos que podamos extraer del mismo. Por ejemplo, cuando tenemos una pata de jamón serrano en casa, no solo podemos comer su carne, sino que también podemos deshuesarla para utilizarla esta parte posteriormente en caldos y otro tipo de recetas.

Por eso hoy vamos a explicarte en qué consiste y cómo se realiza el proceso de deshuesado. Así que si te interesa saber más sobre como quitar el hueso a un jamón, te aconsejamos que sigas leyendo.

Ventajas de deshuesar un jamón

Deshuesar piezas de jamones consiste, como su propio nombre indica, en quitarle los huesos al mismo para así poder separar la carne y tener un acceso más sencillo a la misma. Este proceso podemos realizarlo nosotros mismos, aunque también podemos optar por comprar jamón ibérico deshuesado.

Entre sus ventajas están:

  • Mayor facilidad a la hora de consumir el producto. Como bien sabrás, cortar jamón no es una tarea precisamente sencilla y esto es muchas veces porque debemos trabajar con el hueso de manera que, si lo quitamos de la ecuación, facilitamos el proceso de corte del mismo.
  • Permite el corte con máquina. Otra ventaja es que podremos pasar la pieza de jamón por la máquina para cortarla, si bien es cierto que nosotros te recomendamos que lo hagas con unos buenos utensilios para cortar jamón porque el sabor no es el mismo.
  • Es ideal para cocinar. Disponer de las piezas de jamón no da la opción de cortarlo no solamente en tapas sino también en otros formatos que pueden facilitarnos que lo incluyamos en distintas recetas.
  • Podemos aprovechar el hueso para otras elaboraciones. Los huesos del jamón suelen dar un sabor excelente a los caldos, por lo que podemos elaborarlos y luego utilizar los mismos como fondo para distintas recetas como, por ejemplo, un arroz.

Como ves, existen motivos para animarse a deshuesar un jamón y conservarlo de esta forma en tu casa. Para ello, puedes recurrir a unas manos expertas que te ayuden en el proceso por un módico precio o también puedes armarte de valor y hacerlo tu mismo, a continuación te explicamos cómo.

¿Cómo deshuesar un jamón para cortar en el jamonero?

Lo primero que debes saber a este respecto es que existen muchas técnicas distintas y cada profesional suele adaptar la suya propia. De hecho, puedes encontrar videos de cortadores de jamón por Internet y verás que cada uno tiene sus trucos, pero el resultado siempre es el mismo.

En cualquier caso, debes saber que te van a hacer falta los siguientes elementos:

  • Cuchillo deshuesador.
  • Cuchillo descortezador.
  • Gubia (no es obligatoria, pero si puede ayudarte)
  • Delantal y guante de malla (para proteger el cuerpo y las manos).
  • Chaira (para afilar tus cuchillos).

Como ves, los instrumentos que vas a necesitar son los habituales cuando se corta jamón, por lo que lo más probable es que ya cuentes con ellos en casa. Una vez tengas todos los utensilios localizados y bien limpios, llega el momento de ponerse manos a la obra con el jamón.

1. Colócate para deshuesar el jamón

Lo primero que debes hacer es ponerte el delantal de malla y el guante para así evitar cualquier posible corte o daño. Además, te recomendamos ponerte encima un hule o delantal de plástico porque seguramente te vas a ensuciar.

Otra cosa que deberías hacer en este punto, es comprobar si el jamón está en su punto como para llevar a cabo el proceso de deshuese o, por el contrario, está crudo. Para ello puedes hacerte con una cala, que es un instrumento que podemos introducir en el mismo para comprobar su olor y así ver si se encuentra en el punto óptimo.

La cala tendrás que introducirla en la cadera o en alguna de las articulaciones, ya que con las zonas con más tendencia a sufrir problemas y donde antes vas a poder detectarlos.

2. Comienza a pelar el jamón

El siguiente paso de tu recorrido conlleva pelar el jamón porque te va a facilitar el proceso, luego. Además, en caso de que quieras guardar el jamón en lonchas para conservarlo al vacío, evitarás que tenga corteza, ya que puede darle un sabor añejo.

Lo único que debes saber a este respecto, es que debes tener cuidado de no quitar demasiada capa de grasa al pelar el jamón.

3. Quita el hueso de la cadera

Cuando ya tengas limpio tu jamón habrá llegado el momento de comenzar a deshuesar y la primera zona que debes atacar es la de la cadera. Para ello, marca la pieza por la zona central de la pata, que es donde notarás un hueso que sobresale. 

Debes guiarte siempre por este hueso para que te sirva de referencia a la hora de quitar la carne porque, de lo contrario, dejarás mucha pegada en el hueso. Así que, una vez lo tengas localizado, ve introduciendo el cuchillo y ve marcando muy pegado al hueso, profundizando con cuidado hasta que veas que la pieza se va separando del mismo.

4. Deshuesa el fémur

Una vez hayas sacado la parte de la cadera, vas a ver una bola que corresponde al fémur. Este proceso va a ser más sencillo, ya que solamente debes bordearlo con la gubia para ir retirando toda la carne hasta llegar al codillo.

Esta última zona va a ver algo más compleja, puesto que tiene tendones y otras partes más duras que deberás cortar para seguir avanzando. Pero, cuando lo tengas listo, comprobarás que has completado el proceso y ya tienes el jamón completamente deshuesado.

Como ves, el proceso requiere pocos pasos, pero no son especialmente sencillos, por lo que siempre te animamos a echar mano de un profesional que te ayude a hacerlo. Además, en el caso de querer cortar el hueso del jamón posteriormente, también debes seguir unos pasos concretos para que no se te astille, pero esto es algo que te contaremos en otros artículos.

Esperamos que esta información te haya resultado útil para aprender cómo debes deshuesar un jamón y así sacarle el máximo rendimiento a este producto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.