fbpx

Cuál es el proceso de preparación del embutido

Los embutidos son un auténtico manjar que gusta a todo el mundo. Sea el chorizo, el salchichón o el queso, lo cierto es que estos productos han sabido abrirse hueco en el corazón de la mayor parte de los comensales.

No obstante, que sean un alimento que nos gusta, no implica que conozcamos en detalle cómo se llevan a cabo los mismos. De hecho, lo normal es que no sepamos nada sobre la preparación de embutidos.

Pero no te preocupes, si quieres saber como hacen los embutidos quédate leyendo porque te lo vamos a explicar en detalle a continuación. Así podrás todos los pasos que nos ayudan a sacarle el máximo partido a este producto.

Como se hacen los embutidos de cerdo

Disfrutar de una buena tabla de embutidos es algo que todos hacemos de vez en cuando, sobre todo en compañía de nuestros amigos y familia. Pero, la mayor parte de las veces, nuestros conocimientos sobre el fiambre son muy escasos.

Por eso hoy vamos a resolver todas tus dudas sobre cómo se hacen este tipo de productos. Pero, antes de entrar en detalle para ver cómo se elaboran estos productos, es importante que sepamos hacer una diferencia general con respecto a su elaboración.

Y es que, aunque dentro de los ingredientes para embutidos siempre vamos a encontrarnos con carne picada y grasa de cerdo, los condimentos pueden variar de esta forma:

  • Embutidos elaborados con pimentón. Son aquellos que adquieren un color rojizo bastante característico, como puede ser el caso del chorizo o la chistorra.
  • Embutidos elaborados con pimienta. Por otro lado, tenemos aquellos otros productos que se hacen incorporando pimienta y cuyo color suele ser más rosáceo, como puede ser el caso del fuet o del salchichón.

En cualquier caso, y como ya hemos visto más arriba, la materia prima para la elaboración de estos productos siempre es la misma: la carne picada del cerdo. A continuación te contamos como se lleva a cabo el proceso de hacer embutidos en detalle.

Preparación de embutidos caseros paso a paso

Como hemos visto más arriba, realizar embutidos conlleva el uso de ingredientes que son bastante sencillos como es la carne picada, grasa, condimentos y una tripa para embutir los mismos. Una vez tengamos todo esto listo, podremos comenzar a hacer estos productos cárnicos. Te explicamos los pasos a seguir.

Mezcla la carne y la grasa

Lo primero que debemos hacer es picar bien la carne de cerdo que vayamos a utilizar para la elaboración del producto en sí y mezclarla con la grasa del animal hasta que consigamos una masa uniforme.

Es importante que, a la hora de llevar a cabo este paso, la carne esté muy fría o casi congelada, ya que así nos garantizaremos que esté en buen estado y no incorpore ningún sabor extraño a nuestro producto final.

Condimentar el embutido

El segundo paso consiste, como su propio nombre indica, en añadir aquellos condimentos que queramos a nuestro embutido para que tenga más sabor. Estos son los que dan su aroma y color característico al producto final que llega a tu casa.

Como hemos visto más arriba, el hecho de elegir un condimento u otro va a depender del tipo de producto final que queramos conseguir, pero los más comunes son el pimentón y la pimienta. Además, no puedes olvidar que también tienes que añadir sal a la mezcla para que tenga más sabor.

Dejar fermentar el embutido

Cuando ya se tenga la masa preparada, llegará el proceso de fermentación que es mediante el cual adquieren ese sabor tan característico de los mismos.

En este sentido, lo ideal es dejar reposar la mezcla al menos durante 24 horas y a una temperatura de unos 4 grados centígrados. De esta forma, ya estará listo para comenzar la siguiente fase que es la que consiste en embutir la masa dentro de la tripa de cerdo.

Embutido del producto

Tras el tiempo de fermentación, llega el momento de embutir la carne en las tripas para así proceder a la curación de la misma. En este sentido, se puede utilizar tripas naturales o artificiales de cerdo o cordero y es importante mojarlas un poco antes de comenzar a introducir nuestra mezcla.

En cualquier caso, a día de hoy existen máquinas que nos permiten realizar este proceso de una manera mucho más sencilla y facilitando que el producto se reparta de una manera uniforme por la tripa.

Secado del fiambre

Una vez hayamos finalizado de preparar nuestra mezcla y embutirla en la tripa, llegará el momento de dejarla secar para su posterior consumo. Para ello el producto se llevará a secadores que se encuentran a temperaturas situadas entre 22 °C y 27 °C, de esta forma pierde el agua y se consigue una mejor conservación.

Es durante este proceso cuando el alimento también comienza a sufrir ciertos cambios de pigmentación que hacen que adquiera su color característico. Además, también cambia su sabor y su olor, dando lugar al producto final que luego vamos a disfrutar en nuestra casa.

En definitiva, como ves el proceso de elaboración del embutido crudo, conlleva una serie de pasos que implican la manipulación del mismo para mejorar su sabor con el objetivo de que pueda ponerse a la venta en supermercados. Recibiendo, de esta forma, un producto final con un aroma, color y sabor característicos.

Esperamos que este contenido te haya servido para entender mejor cómo se hacen los fiambres a partir de ahora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.